Noticias, Patrimonio, Turismo y Viajes|22 junio, 2010 4:36

Noticias sobre Patrimonio de la Humanidad

Redaccion hostelmedia.- A continuación os recomendamos la lectura de tres artículos interesantes referentes a Patrimonio de la Humanidad.

Centroamérica promociona patrimonios de la humanidad como destinos turísticos.-(El Nacional)

Centroamérica promociona sus sitios declarados patrimonio de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y las tradiciones consideradas patrimonio intangible con una guía turística que fue lanzada hoy oficialmente en San Salvador.

La Guía Regional de la Ruta de Patrimonio Mundial de Centroamérica ofrece información a los turistas interesados en conocer estos sitios, en el marco de una estrategia regional que se impulsa desde 2003, dijo la titular de la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (Sitca), Mercedes Meléndez.

Los sitios promocionados son la reserva de la Barrera de Arrecifes en Belice, mientras que en Guatemala están el Parque Nacional de Tikal, la ciudad de Antigua y el parque arqueológico y ruinas de Quiriguá, así como el sitio arqueológico Joya de Cerén en El Salvador.

Se incluyen, además, de Honduras el parque arqueológico Ruinas Mayas de Copán y la reserva de la biosfera del Río Plátano; en Nicaragua las ruinas de la ciudad de León Viejo; y en Costa Rica el parque isla del Coco y la zona de conservación de Guanacaste.

El documento se complementa con la reserva de la Cordillera de Talamanca/Parque Internacional La Amistad (Costa Rica/Panamá), y con los sitios panameños Portobelo y San Lorenzo, parque nacional del Darién, el sitio arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá, y el parque nacional Coiba y su zona de protección marina.

También se ofrece información sobre los patrimonios intangibles: lengua, danza y música de los Garífunas (Belice, Honduras y Nicaragua), la tradicional Carreta de Costa Rica, el ballet-drama precolombino Rabinal Achí de Guatemala y la representación del “Güegüense” de Nicaragua.

Leer noticia en el Nacional

Reapertura de las cuevas de Altamira ( Cantabriaconfidencial.com).-

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) afirmó hoy que la decisión de abrir la cueva de Altamira es “magnífica no sólo para Cantabria, sino para el conjunto de la humanidad”.

Según ADIC, con esta decisión se culmina “un período oscuro que hay que olvidar pronto, para pensar en los beneficios que reportará de hoy en adelante”.

En este sentido, afirmó que “la simple noticia” de la reapertura, independientemente de la cantidad de personas que anualmente puedan acceder, supone “un salto cualitativo de enormes proporciones en el campo cultural, histórico y turístico” para la Comunidad, que debe ser gestionado con responsabilidad.

Al respecto, ADIC confió en que el Patronato “esté a la altura” de la decisión tomada para garantizar la salvaguarda del “tesoro” de Altamira, propiciando un calendario de visitas tan restringido como sea necesario.

Para la asociación, “no importa para nada el número de visitantes, eso es absolutamente secundario; lo que realmente interesa es la conservación de las pinturas y legar este Patrimonio de la Humanidad al resto de generaciones”, además de que, en su opinión, la “simple expectativa de poder admirar la cueva original es un acicate para el propio complejo museístico”.

Además, la asociación cantabrista valoró la decisión porque, a su juicio, “se ha vuelto a demostrar que era absolutamente necesario que hubiera gestores ligados a Cantabria dentro del Patronato, los verdaderos impulsores de la apertura”.

ADIC, que lleva reclamando la cesión de competencias en el entramado cultural de Altamira desde hace décadas, siempre se mostró partidaria de, como paso previo, rescatar la figura del Patronato renovando su estructura e incorporando a las administraciones cántabras. En este sentido aseguró que “si no llega a ser por la presencia de personas ligadas a la administración cántabra, probablemente la reunión hubiera sido en Madrid y la decisión tomada no se hubiera producido”.

La agrupación considera “imprescindible” para mejorar el funcionamiento del centro y optimizar recursos, que Cantabria participe en la gestión del complejo Altamira, por lo que el Patronato debe comenzar a dar pasos en ese sentido

“Todos sus atractivos, qué hacer, cómo llegar, toda la información que el viajero necesita” está incluida en la guía, dijo la funcionaria.

Detalló que el documento de 162 páginas muestra los 15 sitios en la región, desde Belice hasta Panamá, que son considerados patrimonio de la humanidad por su riqueza cultural o natural por la Unesco.

“La ruta ya se había empezado a dar a conocer, pero su comercialización y su promoción más directa está empezando recientemente a través de la guía”, explicó Meléndez.

El documento se está distribuyendo desde hace unas semanas en la agencia de promoción turística que la región mantiene en Madrid (España) y también cuenta con una versión en idioma francés.

Leer artículo en cantabria confidencial

Puebla: Patrimonio arqueológico, arquitectura y arte.

Elvalle de Tehuacán, que se caracteriza por ser una región seca y con pocos recursos para la supervivencia humana, fue en los más antiguos tiempos de la ocupación humana en Puebla uno de los sitios más importantes. Durante la etapa lítica, que comienza con la llegada del hombre a México (alrededor del año 30000 a. C.) y concluye hacia el 7000 a. C., con los primeros indicios de agricultura, el valle de Tehuacán fue el escenario del desarrollo de un grupo humano que con el tiempo habría de convertirse en uno de los primeros cultivadores del maíz en Mesoamérica. Los indicios más antiguos de la presencia humana en Puebla provienen de El Riego, fechados con carbono 14 en el año 20000 a. C.[17] Los ocupantes de El Riego empleaban una tecnología lítica muy simple, en la que la falta de puntas de proyectil es característica. Las herramientas estaban orientadas a la actividad recolectora y el procesamiento de vegetales, así como el aprovechamiento de pequeñas especies animales.

Durante el período Preclásico Temprano, el valle de Tehuacán también fue uno de los escenarios donde primero se desarrolló la cerámica mesoamericana. La cerámica es tomada por los arqueólogos que estudian Mesoamérica como un rasgo definitorio de la vida sedentaria. Quizá el más antiguo de todos los asentamientos humanos en México es Ajalpan, también en el valle de Tehuacán, donde se ha encontrado una estructura circular de piedra, fechada en el año 3000 a. C. En este sitio también se descubrieron restos de tecomates (recipientes de barro con forma casi esférica) que han sido fechados en el año 2300 a. C., unos ciento cincuenta años más tarde que la primera cerámica de Puerto Marqués, en la costa de Guerrero. Hacia el final de esta primera parte del Preclásico, Tehuacán pasaría a convertirse en una región periférica del área Centro de México. En lo que hoy es el territorio poblano, el valle de Puebla-Tlaxcala se convirtió entonces en una región de suma importancia, siempre ligada con las grandes ciudades del valle de México.

Hacia el siglo XII a. C., en el valle de Puebla surgió un complejo de poblaciones agrícolas que estaban integradas en una amplia red de intercambio comercial dominada por los olmecas. Entre estas estaban Amalucan, Totimehuacan Las Bocas y Cholula. Esta última se habría de convertir con el tiempo en la protagonista de la historia precolombina de la cuenca alta del Río Atoyac. Durante el período Clásico fue una importante aliada de Teotihuacan, y al declive de ésta, Cholula vivió una de sus épocas de mayor apogeo. Competía por aquel tiempo con Cantona, una ciudad localizada en el valle de Oriental. Mientras tanto, en el sur, Acatlán[18] se convertía en uno de los centros más importantes de la cultura Ñuiñe, dedicado al comercio de la cochinilla y otros productos de la Mixteca baja. Cerca del siglo VII, en la sierra Norte de Puebla floreció Yohualichán, una ciudad relacionada con la cultura totonaca de El Tajín, a la que su arquitectura imita.

Los españoles llegaron a las costas del Golfo de México en 1519. La condición de sometimiento de varios pueblos indígenas de Mesoamérica al poder del Estado mexica propició el establecimiento de varias alianzas entre los recién llegados y los nativos. Los totonacas de Zempoala (actualmente en Veracruz) fueron uno de los primeros pueblos en aliarse a los españoles, viendo en ellos una posibilidad de liberarse del dominio de la Triple Alianza. A partir de ahí, los españoles penetraron hacia el Altiplano a través de la Sierra Norte de Puebla, siendo los primeros europeos que la cruzaron, haciendo paradas en Zautla e Ixtacamaxtitlán, para llegar al valle de Puebla-Tlaxcala, donde los tlaxcaltecas usaron a los otomíes de Tecóac como una primera línea de defensa. Viendo que los otomíes fueron incapaces de detener el avance de los españoles y sus aliados de la costa norte del Golfo, los gobernantes de la República de Tlaxcala decidieron aliarse a los recién llegados, también como un medio de deshacerse del yugo mexica.

Después de consumada la conquista española de México-Tenochtitlan, en el territorio de Puebla tuvo lugar el repartimiento de dominios para los españoles y la asignación de encomiendas de indios a quienes participaron en la Conquista. Pero dados los privilegios que se concedieron a Tlaxcala, las poblaciones de la región del valle Poblano-Tlaxcalteca fueron protegidas por un estatuto especial de autogobierno indígena, por lo menos nominal. De acuerdo con lo convenido, las poblaciones tlaxcaltecas quedaron libres, y se pusieron restricciones al establecimiento de españoles en esas regiones, aunque ello no impidió que de hecho hubiese españoles que acosaran a los tlaxcaltecas obligándolos a trabajar para los conquistadores. Ante la situación de las relaciones tensas entre españoles e indígenas que privaba en el valle, la Segunda Audiencia de la Nueva España concedió el permiso para poblar la región de Tlaxcala con españoles.[2] La nueva población española, fundada como Puebla de los Ángeles el 16 de abril de 1531[25] en 1531, se estableció en una región que, de acuerdo con la leyenda, fue señalado por los ángeles a Julián Garcés, obispo de Tlaxcala. Sin embargo, es posible que fueran los franciscanos de Tlaxcala, entre ellos Toribio de Benavente —conocido como Motolinía, que en náhuatl quiere decir El que se aflige— los que eligieron el sitio donde se levantó la nueva población española (fuente wikipedia)

a).- Patrimonio arqueológico
En el territorio que actualmente ocupa el territorio del estado habitaron diversos pueblos desde la época precolombina. Los testimonios de su presencia forman parte del patrimonio cultural de los poblanos, y son protegidos tanto por autoridades locales como por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). En Puebla existen varios sitios arqueológicos aunque sólo algunos se encuentran abiertos a la visita del público.

Entre estos sitios se encuentran Yohualichán, sitio del período Posclásico de la cultura totonaca localizado en la Sierra Norte; cerca de Oriental se encuentra Cantona, sitio del Epiclásico mesoamericano; en el centro del estado está la Zona Arqueológica de Cholula, una de las más antiguas ciudades de México; en el sur se encuentran Tepexi el Viejo y Cuthá, ambas relacionadas con la cultura mixteca-popoloca. Existen varios museos que resguardan acervos de piezas arqueológicas, entre ellos el Museo Amparo de la ciudad de Puebla, y varios museos comunitarios como el de Acatlán de Osorio, dedicado a la cultura mixteca, y el de Xiutetelco, que contiene piezas.

b).- Arquitectura

.- Templo de San Francisco Acatepec:
El estado de Puebla posee un rico patrimonio arquitectónico, que va desde la Gran Pirámide de Cholula hasta los modernos rascacielos que se construyen en la actualidad en la capital del estado. Precisamente es Puebla de Zaragoza donde se encuentra una de las mayores concentraciones de edificaciones coloniales del estado, que le valieron ser llamada Relicario de América y la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad para su centro histórico en 1987.
En este conjunto de monumentos se encuentran numerosas construcciones religiosas y civiles de estilo barroco y neoclásico. Entre las más notables se encuentra la Catedral, la Capilla del Rosario que se encuentra en el Templo de Santo Domingo; el antiguo Palacio del Ayuntamiento, la Casa de los Muñecos, el Templo de la Compañía, el Edificio Carolino, la Casa del Alfeñique y numerosos templos católicos.

Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de Chignahuapan. La pieza, de catorce metros de altura, es obra de José Luis Silva, lo mismo que el Cristo de tamaño natural que se observa en primer plano.La época de la cristianización de los indígenas produjo numerosas construcciones religiosas en las localidades de la provincia poblana. Entre estas hay que señalar los conventos de Tecali, Tecamachalco, Tepeaca, el Texmelucan y el Cholula. Algunos de los conventos poblanos forman parte del conjunto de monasterios franciscanos de las faldas del Popocatépetl que fueron declarados también Patrimonio de la Humanidad en el año de 1994. Se trata de los conventos de Calpan, Huejotzingo y Tochimilco. Otra construcción religiosa de relevancia es la Iglesia de Santa María Tonantzintla, donde el estilo barroco refleja fuertes influencias estilísticas de la iconografía indígena, dando lugar a una construcción mestiza de gran colorido y profusión decorativa.[76]

Artes
Puebla tiene una rica actividad artística. El patrimonio artístico de los poblanos comprende un legado con milenios de historia, producto de los diversos pueblos que han habitado el territorio del estado desde la época precolombina. El estado es conocido por la gran calidad de su arte colonial, que cuenta con un museo especialmente concebido para la exhibición de las piezas artísticas virreinales.

El Museo Poblano de Arte Virreinal, establecido en la capital poblana, cuenta con una colección de piezas artísticas que formaban parte de distintas colecciones públicas y privadas. En las construcciones coloniales poblanas existen obras de gran calidad que se integran a la arquitectura del lugar, como testifican las numerosas edificaciones religiosas en todo el estado. Desafortunadamente, el arte sacro en el estado de Puebla es objeto de saqueo, al grado que es uno de los estados con mayores pérdidas artísticas por concepto de robos de este tipo de piezas artísticas.

El arte poblano contemporáneo cuenta con mucha menor difusión que las artes de tiempos pasados. Los centros educativos juegan un papel importante en la formación de nuevos creadores. Existen instancias que promueven la creación artística, como el Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico de Puebla, financiado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Cultura del gobierno del estado. La principal problemática es que las obras de creadores poblanos no cuentan con gran difusión fuera del territorio del estado, amén de que la producción se concentra en la capital.

Escribe un comentario