Marketing Viral, Noticias|17 febrero, 2012 0:30

MARKETING VIRAL

El llamado Marketing Viral (socialmediatizando el “boca a boca”) no es nada nuevo, pero todavía nos sorprenden algunos de ellos. Es, sin duda, una alternativa muy seria a los anuncios y al gasto que ellos suponen. Con marketing viral conseguimos que nuestro mensaje “cobre vida por sí mismo” ya que sólo podremos tener el control sobre su lanzamiento. El resto queda al arbitrio de los usuarios que lo compartan: si gusta, si ofrece mensaje, si nos hace sentir algo, será “imparable” y sin un límite conocido. Es la grandeza de la viralidad. Según estudios, un marketing viral tiene un efecto entre 500 y 1000 veces superior a cualquier otro tipo de marketing.
Para que el marketing viral tenga éxito, se han de cumplir una serie de requisitios:
1º.- El fenómeno viral ha de hacer sentir alguna cosa: Que nazca una fuerte emoción expresando una idea, un mensaje. Intentamos que la gente sienta odio, felicidad, se sienta ridícul@, compasivo, atracción, etc. Lo que queramos que se sienta. No olvidemos que la viralidad está formada en un 100% de emociones, sentimientos.
2º.- El mensaje ha de ser sorprendente: Si quiere que los usuarios compartan tu “viralidad” has de hacer u ofrecer algo inesperado. Hay que olvidarse de buscar o promover lo que es correcto, hay que olvidarse de lo que está de moda, de buscar el mensaje que queremos transmitir, de nuestra marca personal (personal branding). Por ejemplo, no es noticia que un perro muerda a un hombre, pero sí que un hombre muerda a un perro.
3º.- La viralidad no supone “publicidad”: Uno de los más frecuentes errores es considerar a la viralidad como “publicidad”. El marketing supone la promoción de un producto, mostrándonos sus cualidades, sus virtudes, sus ventajas, el carácter diferenciador que supone. Pero, cuando hablamos de “viralidad” del marketing se espera una “historia”, un mensaje sencillo lleno de contenido que permita al usuario alcanzar su propia interpretación. No importa lo que tú (como creador) consideres al producto, sino que tu objetivo es “crear” una ficción en la que el usuario identifique al producto, no al revés.
4º.- Captar la atención: Una vez que hemos seguido los pasos anteriores, ahora tenemos al usuario totalmente cautivado por nuestro mensaje “viral”. Es el momento en el que hay que “actuar” y proporcionar al usuario otros aspectos del mensaje, por ejemplo, cómo se hizo.
5º.- Promocionar que, quien lo vea, lo comparta en todo tipo de redes sociales (twitter, youtube, linkedin, Facebook), se lo descargue, que lo inserte en sus webs.
6º.- Viralidad = Interactividad: Es esencial establecer el feedback entre los creadores de la campaña y los usuarios que la consultan ya que nos proporciona una retroalimentación muy enriquecedora pues es resultado de “sentimientos”, de emociones. Si existe feedback supone que a la gente que lo ha consultado le ha gustado (o no).
Todo este post es el resultado de un email que llegó a mi correo, enviado por Jaime López Chicheri, donde una amiga suya, Clara (a la que desde aquí le agradezco su autorización para compartir el vídeo que os ofrecemos a continuación), ofrece un EXCELENTE ejemplo de viralidad ante una comunicación de facebook (el gigante facebooK) donde solicitaban que abandonara su dominio www.lachicadelfacebook.com. Ella, lejos de amedrentarse, crea un vídeo, con una viralidad potente, donde despierta todo tipo de sentimientos y emociones que, a mí personalmente, me ha emocionado. Bajo mi punto de vista, deja a la altura del betún la petición ridícula del gigante conmoviendo con fuerza su postura en contra del enfrentamiento. Su dominio no supone una amenaza contra nadie pues actúa de modo desinteresado.
Espero que os guste tanto como a mí. Definitivamente, ALUCINANTE y si fuera Facebook la contrataría YA.

Etiquetas: , ,
  • Comparte este artículo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

1 comentario

  • Fantástico el vídeo, no tiene que conseguir el efecto deseado los más caro, ni lo más complejo. En la mayor parte de las ocasiones hay que esperar el momento y el lugar adecuado para lanzar el mensaje y por supuesto el medio. Creo que las redes sociales se prestan mucho a alcanzar la “viralidad”.

    Me ha gustado mucho, genial !!!

Escribe un comentario