La Candelaria y los tamales

Superior de gastronomia

 

 

 

La fiesta de la Candelaria es una fiesta celebrada a nivel internacional relacionada principalmente con la Virgen María, confiriéndole un carácter religioso a la festividad, ya sea por la Virgen de la Candelaria celebrada principalmente en las Islas Canarias por ser la patrona de las islas así como dentro del santoral católico por recordarse en esa fecha la presentación de Jesús en el templo.

Así mismo viene de la tradición de bendecir velas y distribuirlas entre los adoradores. Las velas recuerdan las luces de Navidad y simbolizan las palabras de Simeón a José y María en Lucas 2:32 de que Jesús sería “la luz para revelación a los gentiles y gloria del pueblo de Israel”.

Al principio, el Día de la Candelaria honraba la purificación de María después del nacimiento de Jesús, pero actualmente la iglesia lo ha enfocado hacia Jesús. También hay otras vertientes que marcan que está basado en celebraciones desde Roma con carácter penitencial en el siglo VI e incluso que en Oriente se celebraba como la fiesta de la luz.

 

LA CANDELARIA

 

¿Por qué es celebrada entonces en México y cómo se relaciona con los tamales?

La primera vez que se celebró con carácter marian

o fue en 1497 en Tenerife y al ser una festividad religiosa en España, llegó a México de la mano de los emigrantes españoles.

El 2 de febrero se cumplen 40 días después de Navidad y queda justo a la mitad entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera por lo que así como en Estados Unidos y Canadá los granjeros celebran el día de la marmota el 2 de febrero, en México desde la época colonial y según la tradición indígena, el día de la Candelaria coincide con el undécimo día del primer mes del antiguo calendario azteca, cuando se celebraba a algunos dioses tlaloques, según fray Bernardino de Sahagún.Y es que estos dioses, Tláloc, dios de la lluvia, Chalchiuhtlicue, diosa de los lagos y corrientes de agua y los tlaloques, ayudantes de Tláloc, eran encargados de lograr una buena cosecha y era una tradición llevar tamales para rendirles culto.

TLALOC

Es por eso que se acostumbraba y en algunos lugares actualmente, llevar las mazorcas a la iglesia para que sean bendecidas y sembrar sus granos ya que es justo el día del comienzo del ciclo agrícola; por lo que esta festividad se asocia e integra a la celebración católica que también se hace coincidir con la fertilidad de la tierra y los beneficios del agua.

 Y para todo esto…¿Qué son los tamales?

La palabra tamal viene del náhuatl “tamalli“, que significa “envuelto“, ya que es una masa de maíz trabajada con agua y que viene envuelta en la hoja seca de la mazorca del maíz, llamada “totomoxtle“. Fue un alimento llevado desde México hacia toda América Central y Sudamérica y existen indicios de que existía desde el año 100 a.c.

Ya decía Fray Bernardino de Sahagún en su Historia General de la Nueva España:

“Comían también tamales de muchas maneras; unos de ellos son blancos y a manera de pella, hechos no del todo redondos ni bien cuadrados… Otros tamales comían que son colorados…” -Fray Bernardino de Sahagún.

Era un alimento del consumo diario y que no estaba sujeto a clases ya que lo comía desde la gente común hasta los nobles.

Actualmente es un alimento muy consumido a nivel nacional principalmente a la hora del desayuno y en la cena, y que a diferencia de otros productos, con la llegada de los españoles sólo mejoró, ya que le añadieron manteca de cerdo y otros ingredientes como garbanzos y cerdo y hay que mencionar que varía de acuerdo a la zona del país donde se consuman, ya que en los estados de clima tropical se suele envolver en hojas de plátano.

 

TAMALES

Hay de todos los sabores y formas, los más comunes que se pueden encontrar en cualquier esquina de la Ciudad de México son verde, mole, rajas, dulce, rajas con queso y las preparaciones pueden ser fritos en manteca o aceite, solos o dentro de un pan y ser comidos como un bocata, torta o sandwich.

Artículo para www.hotelmedia.com por:

Chef Ricardo Viesca

Etiquetas: , , ,
  • Comparte este artículo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Escribe un comentario