Food & Beverage, Noticias, Restauración|26 julio, 2012 20:13

EL PLAN DE MARKETING DE UNA EMPRESA DE RESTAURACIÓN. PARTE 2.

Bueno, después de unas semanas donde parece que hubo un pequeño duende que fastidió nuestra web, volvemos a la carga con la segunda entrega de “Plan de Marketing de una Empresa de Restauración” que nos remitió Jordi Rosell Salvó, FORMAHOSTEL España, Centro de Formación Profesional de Hostelería y Turismo. Esperamos que os sea de interés.

 ANALISIS DAFO

 Una vez estudiada la situación actual tanto interna como externa estaremos en situación de realizar el Análisis DAFO para detectar nuestras Debilidades y Fortalezas (internas a la propia organización) y nuestras Amenazas y Oportunidades (externas a la empresa).

 

DEBILIDADES(inherentes a la propia empresa) 

Características del propio  establecimiento que pueden afectar negativamente a la consecución de nuestros objetivos.

AMENAZAS(ajenas a la propia empresa) 

Situaciones que se presenten en el entorno del establecimiento que pueden afectar negativamente a la consecución de nuestros objetivos.

 

FORTALEZAS(inherentes a la propia empresa) 

Características del propio  establecimiento que pueden afectar positivamente a la consecución de nuestros objetivos.

 

OPORTUNIDADES(ajenas a la propia empresa) 

Situaciones que se presenten en el entorno del establecimiento que pueden afectar positivamente a la consecución de nuestros objetivos.

 

OBJETIVOS DE MARKETING

Finalizadas las fases de recogida y análisis de datos hay que sacar conclusiones y  fijar los objetivos del Plan de marketing. Estos objetivos  son las metas que  se proponen alcanzar, es necesario dedicar tiempo a plantearlos de una forma ambiciosa pero razonable a la vez.

Los objetivos de marketing han de tener una serie características:

-          Ser alcanzables, su logro debe constituir un reto para la propia organización, pero debe ser posible, de lo contrario generará desmotivación en los empleados.

-          Ser medibles, a la vez que fijemos los objetivos, tendremos que establecer herramientas de control para ir supervisando su cumplimiento.

-          Tener plazos de consecución. Normalmente se fijan objetivos mensuales, trimestrales, semestrales y anuales.

-          Ser precisos y claros.

A continuación detallamos algunos de los Objetivos que tenemos que incluir en el Plan de Marketing.

-          Elaboración de Presupuestos de venta y de previsión de ingresos. La fijación de previsiones de ventas implica, establecer márgenes de ganancia, estudios de costes y contribución de cada uno de los productos que se venderán en la cafetería a los beneficios globales.

-          Política de fijación de precios. El precio juega un papel muy importante en el plan de marketing, unos precios muy altos pueden propiciar pérdida de clientes pero un precio muy bajo puede desprestigiar nuestros servicios y dañar nuestra imagen. Cuando revisemos las tarifas tenemos que tener presente los precios de la competencia que hemos recogido en la fase de estudio de mercado.

-          Lanzamiento de nuevos productos o servicios.

-          Introducción de mejoras en productos o servicios ya existentes.

ESTRATEGIAS DE MARKETING

Las estrategias de Marketing detallan como lograr los objetivos fijados.

Es importante definir que estrategias se van a seguir en las distintas temporadas del año (meses de temporada alta, media y baja), es posible que estas afecten a la política de precios e incluso al tipo de producto o servicio. Es muy probable que las necesidades del público habitual sean totalmente distintas a las que requiere el cliente específico en ciertos meses del año: vacaciones o durante eventos especiales (P.e. eventos deportivos, musicales, ferias y congresos).

-          Estrategias de Posicionamiento: Es necesario crear en la mente del posible cliente una imagen de nuestro negocio que la haga diferente al resto. Este apartado del documento es, quizás, la más compleja de todas. Un mal posicionamiento puede hacer que no solo la cafetería fracase como negocio, sino que ni siquiera consiga despegar. El nombre comercial escogido, la puesta en escena, la decoración,  son elementos que habrá que definir hasta el más mínimo detalle. Hay que tener en cuenta que la percepción externa (lo que el cliente ve al pasar por delante del establecimiento) es lo que le empujará a decidir entrar o no. El envoltorio debe sorprender tanto como el contenido del regalo. El servicio que venden las cafeterías y los bares toman forma de objeto intangible. Son promesas que se verán cumplidas o no después de su uso, cuando habremos satisfecho o no las necesidades del cliente. El valor de la marca refuerza esta incertidumbre. La confianza potencia el impulso del uso del servicio.

-          Estrategias de precios. Descuentos en algunos productos en determinadas temporadas, o promociones de 2×1, regalar las bebidas. Estas acciones cuestan dinero, si contamos con el patrocinio de alguna marca o proveedor son mucho menos costosas.

-          Estrategias de promoción publicitaria. Definir qué tipo de publicidad vamos a elegir, la forma de promocionar los negocios de hostelería ha cambiado a lo largo del tiempo. Los medios tradicionales (prensa, cuñas de radio y buzoneo) han dado paso a los medios técnicos más vanguardistas (foros de opinión en internet, blogs, redes sociales, etc.), que nos permiten centrar nuestras acciones a segmentos muy específicos de clientes, y además, contar con una base de datos muy importante a un coste mínimo. Dentro de las estrategias publicitarias tendremos que detallar su coste económico, estableciendo un presupuesto de inversión en promocionar nuestro establecimiento. El resultado debe ser medible en impacto y además debe incrementar las ventas. Si el resultado es negativo hay que pensar en no seguir utilizando ese canal y buscar otro más efectivo.

La publicidad informa, pero además debe de persuadir. Ayuda a vender. Su objetivo es incrementar el porcentaje de clientes que ya tenemos a través de una provocación. No basta con comunicar quienes somos o dónde nos encontramos, es necesario lanzar un mensaje que nos diferencia de la competencia, que anuncie una promoción o que cree en la mente del receptor una imagen positiva. Si no tenemos nada que contar que sea distinto al resto, mejor no realizar la inversión. Siempre es mejor dejar este trabajo a una Agencia de Publicidad o de Medios, que son expertos que sabrán asesorarnos en qué, cómo, cuándo y dónde comunicar nuestro mensaje.

-          Estrategias de desarrollo de nuevos productos. Probar e innovar en el día a día para desarrollar nuevos productos o nuevas formas de presentación de los ya existentes. Renovar la carta , manteniendo los productos de gran aceptación e introduciendo nuevas sugerencias a nuestros clientes

-          Estrategias de eventos especiales. Desarrollar y lanzar ofertas adaptadas a fechas que coincidan con eventos especiales en el mercado de actuación, como fiestas locales o días señalados en hostelería como san Valentín o Nochevieja

Continuará …

Formahostel. “El Plan de Marketing de una Empresa de Restauración”.

Etiquetas: , ,
  • Comparte este artículo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Escribe un comentario