CARNAVAL, UNA FIESTA CON CARÁCTER UNIVERSAL

Estamos en unas fechas festivas, la celebración del carnaval en muchos países del mundo, donde cada una de estas fiestas tiene unas características propias que son diferentes entre todos los países que participan de esta tradición. El Carnaval tiene lugar antes de la Cuaresma Cristiana, siendo una fiesta que combina disfraces, desfiles, y celebraciones en plena calle, con una característica común: permisividad y cierto descontrol.

¿Pero dónde se remontan sus orígenes? Según parece, algunos historiadores fechan el origen del Carnaval hace aproximadamente 5000 años, teniéndonos que remontar a la antigua civilización egipcia o a la sumeria. Sin embargo, para encontrar la celebración que más ha podido influir en nuestro “carnaval actual” tendríamos que viajar al antiguo Imperio Romano, donde se llevaba a cabo una fiesta en honor del dios Baco, dios del vino, que solía durar días, y donde se rompían las reglas sociales, donde todo el mundo disfrutaba de la fiesta en igualdad, incluso los esclavos, algo que solo ocurría en estos días.

Esta costumbre se expandió por toda Europa, llegando incluso al nuevo continente, América, de manos de los navegantes portugueses y españoles, ya en el siglo XV. Merece la pena destacar que, a pesar de ser una celebración típica y antigua dentro de la civilización cristiana, sus orígenes provienen de una antigua tradición pagana, como muchas otras fiestas, por cierto.

En cuanto a la palabra “carnaval”, procede del término latino “carnelevarium”, refiriéndose al hecho de quitar la carne, seguramente relacionado con el período de ayuno de este alimento en la Cuaresma cristiana. Durante la Edad Media, a pesar de que se perseguía a todo aquel que no seguía las tradiciones cristianas, esta fiesta cobró un gran auge, debido seguramente a que se vio como un período de preparación para los días de ayuno que vendrían después.

Hoy en día la fiesta se ha desmarcado del sentido religioso que tenía, aunque se sigue celebrando antes de Cuaresma. Además, tiene una función muy importante para algunos países en cuanto a turismo cultural y a los beneficios que esto conlleva. Hay países cuyo Carnaval es famoso a nivel internacional, lo que atrae a un gran número de público, como puede ser el Carnaval de Rio de Janeiro (Brasil), el de Santa Cruz de Tenerife (España), el de Venecia (Italia), el de Cádiz (España) con sus magníficas chirigotas, el de Oruro (Bolivia), el de Barranquilla (Colombia), o el de Veracruz y Mazatlán (México).

La celebración del carnaval se realiza de forma similar en los países que adoptaron esta tradición, con desfiles de carrozas, comparsas formadas por grupos de máscaras o bailarines vestidos del mismo estilo, o bailes de disfraces, por ejemplo. Pero sin duda, se celebra con mucha alegría, y con mucha ilusión.

Les invito a participar de esta fiesta, y a disfrutar del ambiente de las ciudades, y de la felicidad de la gente. Y si les apetece hacer una escapada original, piensen en el Carnaval, hay muchas celebraciones de Carnaval que descubrir.

Escribe un comentario