Burdeos: no sólo tierra de vino

redacción hostelmedia.com .- “mvassy”, conocidísima comunera de la comunidad hosteltur, nos remite un post sobre Burdeos, reseñando su aspecto más desconocido y más lejano al conocido entramado vinícola. Un interesantísimo post que pone al descubierto a la ciudad declarada Patriomonio de la Humanidad en 2007 gracias a las experiencias que comparte con nosotros. Disfrutad.

“…Muchos de los que estamos en ésta comunidad (refiriéndose a la comunidad hosteltur) trabajamos en el sector turístico, pero en también somos turistas. No se a vosotros, pero a mi estudiar y trabajar en el sector turístico ha hecho que viva mi experiencia de turista de otra forma. En este post os voy a contar mi visión de un destino: Burdeos.

Mis 5 meses pasados como estudiante en Burdeos me han permitido conocer un poco está ciudad. Por eso he decidido contar algunas de mis experiencias en la ciudad para todos aquellos que piensan visitarla algún día.

Burdeos, ciudad del sudoeste de Francia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2007. Es conocida en todo el mundo por el vino y sus viñedos. Alrededores de la ciudad el visitante tropiezas con muchos “Châteaux” y dentro de la ciudad con las tiendas especializadas en vino. ”Château” en Burdeos no significa castillo, como el nombre podría engañar a uno, sino bodega. Algunos de los vinos de la región, claro el vino rojo, son el Saint Émilion y el Pessac. Otras especilidades de Burdeos son el chocolate y sobre todo las canelés (postre típico de la ciudad).

En junio la ciudad se prepara y celebra la Fiesta del Vino. Durante el mes de junio, el visitante tropieza por la ciudad con estatuas y figuras representando vaquillas. Estas vaquillas invitan al visitante a beber vino y a la fiesta.

En cuanto a la gastronomía, en Burdeos hay un gran número de restaurantes. El más famoso es el “Entrecôte”, los clientes llegando hacer incluso una cola de más de una hora para entrar. En mi opinión este restaurante debe su éxito a la cola. La comida allí no está mal, pero por ese dinero (16€ el menú)  incluso por menos encuentras restaurantes donde el menú es más que una salada+patatas fritas con carne. En la calles Saint Rémi, cerca del Grand Théâtre, hay algunos restaurante donde por un precio entre 15€-25€ te sirven buena comida. Y claro si uno va a Francia no se puede perder la especialidad francesa “le magret de canard”. Aunque a mi lo que más me han gustado han sido los macarrones de la cadena Mezzoen la plaza de la Victoire, muy buenos y el trato de los empleados increíble.

Para pasear a mi lo que más me ha gustado ha sido la zona del río Garona. En la zona de Quiconques, han construido un puente que sirve de mirador y desde allí la vista que se tiene del río y de la ciudad es increíble. También hay allí un Skate Parc, donde se puede ver a los jóvenes practicando este deporte. Es muy habitual ver a la gente haciendo deporte en esta zona. Yo incluso he llegado a presenciar un gimnasio montado al aire libre. Los bares y restaurantes de esta zona son muy caros.

Burdeos es una ciudad con muchos contrastes. Mi primera impresión ha sido la de una ciudad muy gris y muy vieja. Y así es, el visitante sin duda encontrará a su paso verdaderas joyas arquitectónicas, como las iglesias de San Andrés, San Miguel y San Severino, Patrimonio de la Humanidad y parte del Camino de Santiago. Desde el Torre construido al lado de la Catedral de San Andrés, el visitante accede a unas magnificas vistas de toda la ciudad. Dentro de la arquitectura más moderna se podría incluir la Opera y el Palacio de Justicia.

Como toda buena ciudad, en Burdeos no podían faltar zonas famosas por las compras y las marcas. La más famosa se encuentra en la avenida Sainte Catherine, la calle peatonal más grande de Europa. Está avenida comienza en Place de la Victoire, donde se puede admirar un Arco de Triunfo, un Obelisco y La Tortuga y se termina en la Plaza de la Comédie, cerca del Gran Teatro.

La zona de la Plaza de la Comédie y el Gran Teatro es la más cara de Burdeos. Aquí o cerca se pueden encontrar las tiendas de las marcas más caras. Otra zona de compras es el centro comercial situado en Meriadek.

Otro sitio recomendado es la Plaza de la Bolsa, cerca de Quiconques y la orilla del Garona. Los museos tampoco faltan en esta ciudad, como el Museo de Bellas Artes o el Museo de Aquitania.

Burdeos es una ciudad llena de estudiantes. Las noches de los fines de semana, las calles están llenas de jóvenes. Hay muchas zonas con una vida nocturna muy activa, discotecas y bares. Las discotecas suelen ser cerca del río Garona.

Es bastante fácil desplazarse por Burdeos. Uno de los medios de transporte más utilizado es el tranvía (le tram) y llega a casi todas las zonas de la ciudad. El autobús es también recomendable y en algunas zonas se llega más rápido en autobús que en tranvía.

Se puede llegar a Burdeos en avión, tren y autobús y coche. Burdeos cuenta con un aeropuerto y con una línea de autobuses que hacen el traslado desde el aeropuerto a la ciudad. La Gare St. Jean está cerca del centro de la ciudad.

Sin duda, está ciudad ofrece muchas opciones al viajero. Sus alrededores también, no sólo los viñedos sino también la playa…”.

Escribe un comentario