RRHH, Coaching y Liderazgo|14 octubre, 2011 17:37

S.E.R: Servicio, Escucha y Relación

Para mi estos tres elementos fundamentales, son la base para poder trabajar cara al público, unos de los consejos que me dieron cuando tuve mi primer trabajo y que me quedó grabado fue: Fai sempre piú di quello che lo stipendio ti chiede, e vedrai che i risultati saranno sempre piú dei contributi, (Chef Mario 1988) que traducido es: “haz siempre más de lo que tu salario te exige … la compensación será siempre mayor que tu contribución” Tenia quince años y  sinceramente no entendí, en seguida, lo que quería trasmitirme, pero en pocas semanas capté el mensaje y mi rincón de trabajo, (como fregaplatos) intentaba dejarlo perfecto, todo límpio para el día después, muchas veces me quedaba 1 hora más para terminar, quería demostrarle a mi jefe que quería ese trabajo (os confieso que, sinceramente, no me gustaba) pero era lo que había y tenía un objetivo, que  año tras año estoy consiguiendo …

Después de este relato voy a empezar con la S. de Servicial… Voy a empezar con una pregunta ¿cuantas veces vas en un restaurante/bar, o entras en una tienda deseando que las personas que trabajan allí sean serviciales? Es algo poco común, en ese aspecto casi todo el mundo está estancado, muchas veces las personas nos olvidamos que tenemos a seres humanos delante y, Ser Servicial es un concepto muy simple que se convierte en espectacular si lo practicamos de una manera automática, como si lo llevamos grabado en el ADN y es parte del núcleo de nuestra manera de trabajar y vivir, hay que marcarse el objetivo de ser la persona más servicial que conozcas. Ser Servicial es un concepto muy simple y podemos emplear este poder natural para motivar a otros, o para buscar nuestro mejor potencial y aportar valor a este mundo…

Pasamos a la E. de Escuchar… Para crear unas relaciones de primera, no sólo deberás ser servicial, sino que tendrás que ser un maestro en comprender a los demás, y eso se consigue con la habilidad de Saber Escuchar, hay que aprender a hablar menos y escuchar más, esto te hará más fuerte a la hora de hablar… hay muchas personas que no consideran que saber escuchar no es una cualidad especial, pienso que se equivocan. ¿Cómo es que cada vez existen menos personas que de verdad saben escuchar de corazón? ¿Cuántas personas conoces que escuchan con intensidad de concentración, fascinadas con lo que les estás diciendo? Sinceramente Yo conozco muy pocas, para la mayoría escuchar es esperar que la otra persona termine de hablar, para que después poder replicar: conclusión… casi nadie sabe escuchar. En primer lugar mucha gente sufre un trastorno  por déficit de atención, cada día nos bombardean con tantos mensajes, anuncios y datos y, con tanta información la cabeza nos da vueltas, estamos sometidos a tanta distracción y todo esto nos nubla la mente y consume nuestras energías. Todos tenemos una voz interior y todos queremos expresarla, y cuando vemos que alguien se toma el tiempo de oírla nos abrimos a esa persona, la confianza, respeto y aprecio por esa persona crece. Escuchar es unos de los actos más valientes del liderazgo: Si escuchas realmente la estás honrando. Otra razón por la que no sabemos escuchar es el ego. El hecho es que casi todos somos inseguros, pero cuanto llegamos al trabajo queremos que piensen que somos fuertes, inteligentes, capaces etc.… Esto es puro ego, nos quedamos estancados con el antiguo modelo de liderazgo, ósea el mejor líder es el que habla más y más alto que nadie y escucha menos que nadie, ¡¡ Error !! El liderazgo consiste en Escuchar y en trasmitir a lo demás que les escuchas, hace falta ser valiente para bloquear el ruido del propio ego y subir el volumen de lo que escuchas y, hace falta ser una persona fuerte y segura para permanecer en silencio y oír y considerar los demás. Aprovecho y doy las gracias a los que me escuchan porque gracias a vosotros tengo la fuerza de ir adelante.

Por último la R. de Relacionarse… ¿Cuántas veces nos hemos encerrado en nosotros mismos? Hay que salir ahí fuera y conectar con las personas, dejarse ver es un acción de increíble valor. En esta época tan competitiva es muy importante mantener unas relaciones limpias y fuertes, no es el momento de encerrarse, retirarse detrás de un correo electrónico, el teléfono etc. Es el momento de salir y tener puentes, conectar con compañeros y clientes, y ayudarlos a llegar donde quieran llegar, acciones como tomar un café, ir a comer, averiguar lo que les preocupa y escuchar que les preocupa en este periodo de turbulencia que atravesamos, hay que decirles que estamos con ellos no sólo en tiempos de bonanza, sino también en tiempos difíciles, tanto personales como empresariales, hay que dar valor a las personas, casi todos pensamos que el trabajo tiene que ser algo muy serio (para mí lo es) pero intento buscar mi momento de diversión, de reírme. Bromear en el momento adaguado no es nada malo y cuando nos divertimos y lo pasamos bien en nuestro trabajo el nivel de estrés baja y la energía de toda la organización alcanza un nivel más alto.

En fin, si te diviertes relacionándote de manera constructiva tendrás ganas de colaborar más y producidas más en tu departamento y da igual si algunos piensan que estamos perdiendo el tiempo, lo más importante es sentirse bien y cómodo en nuestro trabajo…

“No necesitas ser grande para empezar, pero necesitas empezar para ser grande”.

Etiquetas: , , , ,
  • Comparte este artículo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Escribe un comentario