RRHH, Coaching y Liderazgo|3 mayo, 2011 0:45

Perdida de talento

A continuación comparto con todos vosotros un post de lo más clarificador y formativo, referente a la pérdida de ordas de trabajadores con talento que sufren las empresas del sector servicios: bajos salarios, incentivos poco claros, arbitrariedad en la productividad como elemento salarial y retributivo, pocas expectativas de promoción profesional, etc. Un mixing de elementos que provocan efectos en la línea de flotación de todo establecimiento hotelero: rentabilidad, servicio y productividad.
Juan Carlos Sanjuan (ver su blog personal aquí) lo explica con claridad. Obviaré lo detalles del establecimiento al que se refiere (aunque se puede consultar en el link indicado) dado que lo que deseo transmitir es el mensaje del mismo: la pérdida de talento. Gracias Juan Carlos.

“…

Llevo 10 años como director de hotel, enfrentándome a múltiples incógnitas y sobre todo a múltiples problemas, para ellos siempre buscas dar la solución más beneficiosa para todas las partes, empresa, equipo y la tan querida RENTABILIDAD. Pero hay un problema que es constante, de los que siempre aparecen… la labor de recursos humanos.

En estos 10 años me he dado cuenta que no es válido querer ser el bueno de la película, que hablen bien de ti no es porque seas mejor director, llegará un momento que tu respuesta será NO y dejarás de ser el bueno para ser el malo, incluso el “hijo puta” (uso esta palabrota porque estamos fuera de horario infantil), por lo que mi intención es conseguir un EQUIPO homogéneo que aporte valor y quiera crecer juntos, buscando para tal fin a los mejores.

Pero lo que lleva tiempo preocupándome es la perdida de talento en el sector de servicios. Es decir, te encuentras que las personas que tienen interés por la profesión y sobre todo interés por progresar y formarse, o tienen una rápida trayectoria ascendente, lo que les hace perder la perspectiva del aprendizaje lento y madurado, o bien, deciden cambiar de sector donde al menos ganarán más dinero, dado que en el sector turístico se cobra el 20% menos que la media nacional. Pero solicitamos a nuestros empleados que tengan una carrera, hablen dos idiomas (como mínimo), sonrían, sean diligentes, eficientes, dejen sus problemas en su casa… y todo por un salario, llamémosle, ajustado.

Tratamos de potenciar la falta económica con ventajas en cuanto a formación, posibles ascensos, etc. pero nada que no exista en otros sectores. Además esa formación no se ve repercutida en sus emolumentos, por lo que llega un momento de desánimo. Cuando quieres enfrentar ese momento sueles escuchar una frase típica ” por x€ ¿qué más quieres?”… Y yo pienso en ocasiones…. PUES ES VERDAD… ¿Qué más les puedo pedir?

Gracias a dios en el hotel en el que me encuentro en la actualidad el enfoque hacia el cliente interno (véase el trabajador) es envidiable, cuento con un propietario enfocado por y para el trabajador, buscando sus mejoras ya no solo salariales, pero cierto es que no es cuestión de un empresario, es cuestión de un Gobierno, de un Sector, de unos Trabajadores, es cuestión de TODOS.

Cuando una persona con talento viene a comentarme que abandona la empresa por motivos económicos se me contraen las tripas, no soy capaz de retener ese talento dado que normalmente no cambian de hotel, en la mayoría de casos cambian de sector. Cuando más me alegro es cuando encuentran un ascenso en su carrera aun cuando sea fuera de la empresa que gestiono, eso quiere decir que has formado a un nuevo profesional.

No sirva esta reflexión para hablar en tono sindicalista, sino en términos de RENTABILIDAD. El lector entenderá que cuanto mejor es el equipo con el que cuentas mejores resultados obtienes dado que puedes gestionar multitud de ofertas, precios, paquetes y sobre todo, ofrecer incentivos basados en productividad dado que sabes que entenderán dicho carácter. Puedes dejar ciertas variables para la venta InHouse, donde TODO EL PERSONAL se convierte en nuestros comerciales (como bien reza el gran Domenech Biosca), potenciando la venta, por lo que conseguimos obtener mayor ingresos por los clientes InHouse generando RENTABILIDAD.

Solo de ahí nace mi preocupación en la pérdida de talento, dado que la situación actual no acompaña para que existan ascensos, no es proclive a una gran formación por los resultados de las empresas por lo que el empleado valora en una proporción desmesurada el salario, donde en el sector turístico estamos en “inferioridad numérica”…”

Además, os dejamos un vídeo explicativo al que también hace referencia Juan Carlos Sanjuan en Hosteltur TV

Videoblog 27-04-2011 from Hosteltur TV on Vimeo.

Sin Comentarios

Escribe un comentario